Hosting: qué es y cómo elegir el ideal para mi web

hosting

El avance tecnológico que se ha producido en la última década, trae aparejado muchos cambios positivos en la vida de las personas. Uno de ellos es la inmediatez con la que se pueden conseguir cosas o contratar servicios.

De la mano de Internet y la tecnología, los usuarios encontraron la solución a todas las dudas (literal, todo está en Google). También se han roto un poco (bastante) los límites relacionados con el tiempo y el espacio.

Debido a todos estos factores hoy en día cada vez que una persona navega por Internet espera que los sitios webs sean eficientes: es decir, los usuarios no están acostumbrados a encontrarse con inconvenientes en el medio y, si llegan a aparecer, simplemente cierran la pestaña y buscan en otro lado.

Como decimos, esto es una gran ventaja para los navegantes, pero no tanto para los dueños de sitios web. Las exigencias a nivel tecnología son superiores. Es por este motivo que debes mantener la web lo mejor posible para ser elegido por los usuarios.

A partir de todo esto, cobran relevancia dos elementos claves para una web: elegir un dominio ejemplar y representativo y seleccionar un hosting adecuado. Hoy nos vamos a centrar en esta segunda parte: la elección del perfecto servicio de hosting.

¿Qué es un servicio de hosting?

Para explicarlo de forma sencilla, el hosting es el lugar donde el sitio web estará alojado. Al igual que cuando creas un archivo word lo guardas en una carpeta específica, la web se almacena de una forma similar. La diferencia entre un sitio web y un documento word es que, como puedes imaginar, el primero es mucho más grande y por tanto pesa mucho más. Es por esto que no se puede alojarse en cualquier espacio.

Debido a que se necesitan ordenadores especiales, se recurre a un hosting web que posee servidores (ya sea físicos o digitales) que serán los encargados de que el sitio web esté disponible en el mundo online.

¿Cuánto cuesta un hosting?

El coste del alojamiento dependerá mucho de las necesidades que tengas para tu sitio web o tu tienda online. Pero, si has estado investigando un poco, seguro has notado que los servicios suelen ser bastante económicos. Esto tiene que ver con que actualmente existe una gran oferta de proveedores de hosting en España y en el resto del mundo.

Sin embargo, como en todos los sectores, no todos los alojamientos que se ofrecen en el mercado son de buena calidad. Por ello es necesario que, además de tener en cuenta los costes que te va a suponer el alojamiento, no pierdas de vista algunos elementos que van a condicionar el funcionamiento de tu sitio web según el hosting que elijas. Te damos cinco elementos fundamentales que debes valorar antes de elegir tu hosting perfecto.

5 elementos para elegir el hosting ideal

Modelo o tipo de hosting

Como mencionamos, no todos los servicios de hosting son iguales. De hecho, hay 5 tipos elegidos por los usuarios dependiendo de sus necesidades.

  • Cloud Hosting: tal como lo dice su nombre, el alojamiento se realiza en la nube (más confiable para gran parte de las personas). La nube brinda mayor seguridad debido a que no depende de factores físicos. Además, este tipo de hosting es flexible y permite la escalabilidad de forma sencilla.
  • Gratuito: Es una buena opción para aquellas personas que están realizando pruebas y no tienen tanta capacidad de inversión. Sin embargo, al ser gratis no se puede exigir mucho a nivel técnico. Suele tener fallas.
  • Dedicado: El servidor del hosting, aquella computadora que actúa como tal, es de uso exclusivo para tí. Es uno de los host más completos y de mayor flexibilidad, pero es uno de los que requiere más inversión.
  • Compartido: En este caso, compartes un servidor con otros usuarios. Esto implica que, si uno de los otros usuarios recibe una mayor cantidad de tráfico de usuarios, tu web se puede ver afectada.
  • VPS: Este es un “servidor privado virtual”. Se trata de un servidor físico que se divide en partes virtuales que forman servidores individuales. Al contratar este hosting, lo utilizas como si fuese propio. Sin influencias del resto de los usuarios.

Uptime y velocidad de carga

Uptime es el término que se utiliza para denominar el porcentaje del tiempo en que un servidor está realmente activo. Es uno de los elementos más importantes para ver al momento de contratar un servicio de hosting. No existe un servicio que tenga el uptime de 100%, pero debes asegurarte de que el proveedor que contrates tenga uno superior a 99%.

En cuanto a la velocidad de carga, debes saber que si tu sitio se demora más de 4 segundos en cargar, el usuario lo abandonará sin realizar ninguna acción (Google posee una herramienta para medirlo, el conocidísimo y cada vez más utilizado PageSpeed Insights). Es por esto que debes tener en cuenta que el hosting cuente con un buen rendimiento.

Ancho de banda

No todos los sitios pesan lo mismo ni poseen la misma información. A la hora de elegir un hosting, debes mirar la cantidad de datos que consumiría tu sitio para ser cargado por un usuario.

Esto es similar a contratar un servicio de Internet para tu casa o negocio. Para elegir el mejor plan, tienes que evaluar cuántos ordenadores hay, quiénes lo utilizan y para qué. En el caso del hosting, tendrás que evaluar factores como el tráfico y los archivos multimedia (como imágenes, videos, sonidos, entre otros).

Espacio de almacenamiento

El espacio de almacenamiento dependerá del tamaño de la web, la cantidad de archivos que posea, si tienes base de datos y demás. Es fundamental que conozcas el “peso” de tu sitio antes de cualquier elección.

Para que comprendas bien la importancia, vamos a explicarlo a través de un sencillo ejemplo: tienes que guardar una película de alta calidad en un pen. Para esto, comprarás uno a medida para asegurarte que el archivo cabe sin problemas, incluso te decantarías por un pen que tenga algo más de capacidad ¿verdad?. Pues al igual que antes de comprar este accesorio tecnológico tienes que saber el peso aproximado del archivo para elegir el tamaño necesario, con el servicio de hosting sucede exactamente lo mismo.

Soporte técnico

Cuando no tienes mucho conocimiento en estas cuestiones técnicas de un sitio web, es fundamental que cuentes con alguien a quien preguntarle si hay algún problema. El soporte técnico cumplirá esta función.

Muchas personas no toman en cuenta este factor a la hora de elegir, pero cuando surge un inconveniente no tienen a quién recurrir. La atención de los técnicos te servirá no sólo para saldar dudas sino también para que te solucionen problemas cuando los tengas.

Esperamos que este artículo te haya servido para esclarecer un poco el concepto de hosting. Sabemos que, al haber mucha oferta, la elección puede ser confusa. Lo importante es que pienses en las necesidades de tu sitio web y a partir de ahí tomes la decisión correcta. Si necesitas asesoramiento sobre cualquier tema de digitalización de tu negocio, en la Agencia LolUp estaremos encantados de escucharte.