fbpx

La estrategia de marca, el componente para llevar la empresa al éxito

estrategia de marca

La marca no puede considerarse simplemente como un simple logo, ni mucho menos como sólo un nombre o un slogan. La marca es mucho más que eso, se puede decir que abarca toda la experiencia que los clientes tienen con la empresa.

Desarrollar una estrategia de marca no es una tarea fácil en el proceso de un plan de marketing. No obstante, es un elemento vital a la hora de crear la identidad de un negocio, ya que será lo que le de nombre a la empresa, lo que la representará, y por ello será transmitida habitualmente y de distintas maneras durante el ciclo de vida de la empresa.

La estrategia de marca determina lo que el empresario representa, incluida su personalidad. Y a pesar de haber dicho que la marca no es un logo, un nombre, o un slogan, es verdad que estos términos deben incluirse en la definición de la misma, ya que son elementos creativos que transmite la marca. Algo que ayuda a hacer llegar el producto a los consumidores, por lo que es muy importante cuidarla.

La marca está presente en cada transacción realizada diariamente en el mercado. La imagen que se transmite, la forma de interactuar de los empleados con los clientes, los mensajes de la página web, la opinión de un cliente frente a la competencia, etc.

Para poder vender productos u ofrecer servicios en los grandes mercados, la marca es fundamental. Si no le das la importancia que realmente tiene, tu posicionamiento competitivo puede verse afectado negativamente. Además, es una herramienta que ayuda a destacar entre la competencia.

Claves para mejorar tu estrategia de marca

estrategia de marca

La estrategia de marca debe tener presente una serie de elementos centrales en cualquier negocio.

1.   Propósito

Una empresa debe contar siempre con un propósito definido, intencional y funcional; para definirlo, se distinguen varias opciones:

La primera de ellas es por la que la mayoría de empresas luchan, el dinero. La segunda es algo más global, ya que incluye el hacer dinero, pero también el hacer bien en la sociedad. Es decir, tener la voluntad de conseguir algo que vaya más allá de la rentabilidad.

Es un enfoque muy atractivo para los clientes potenciales, ya que demuestra el compromiso de la empresa de proporcionar un valor que va más allá de lo que se gane a partir de las ventas.

¿Qué te recomendamos? sin duda alguna que te centres en este último propósito. Operar simplemente con la finalidad de ganar dinero no va a conseguir que tu marca se diferencie de las demás.

2.   Impacto emocional

Desarrollar algo que de verdad consiga transmitir al cliente es realmente importante. Una estrategia de marca enfocada en el impacto emocional hace posible que el empresario conecte con el cliente, pero ¿cómo se puede conseguir dicho impacto?.

La gente tiene la necesidad inherente de construir relaciones, de sentirse conectados con los demás. Por lo tanto, encuentra una manera de conectarte con tus clientes de una manera más personal para fortalecer vuestra relación y fomentar la lealtad.

3.   Flexibilidad.

Para seguir siendo relevantes, es fundamental que los profesionales del marketing sean flexibles, es decir, tener la capacidad de realizar ajustes que generen interés demostrando distintas cualidades de las de la competencia.

La flexibilidad te da paso, además, a ser creativo con tus campañas de marketing. Un claro ejemplo de ello es la fusión de Old Spice con Wieden+Kennedy, con la intención de posicionar su marca para un nuevo grupo de clientes. A partir de esta decisión crearon una nueva página web, nuevos nombres de productos, y nuevos empaquetados, logrando así atraer la atención de su nuevo público objetivo, posicionándose por encima de su antigua marca.

¿Un consejo? Si tus estrategias antiguas no funcionan, ve un paso más allá.

4.   Consistencia.

Es crucial evitar tratar temas que no están directamente relacionados con la mejora de tu marca. Debes asegurarte de que cualquier mensaje que lances sea coherente, ya que la consistencia contribuye al reconocimiento del cliente, elemento que fomenta el la lealtad del cliente. No añadas información o imágenes aleatorias y que confundan al consumidor. La estrategia de marca debe tener unas pautas de cohesión de mensajes consolidada.

5.   Tecnología.

Introduce tecnologías innovadoras que te ayuden a diferenciar la marca de tu empresa. Además de servirte para realizar un trabajo más eficiente y seguro, muchos servicios tecnológicos podrán impactar en tu estrategia de marca de manera positiva. Los ordenadores, móviles, acceso a Internet e información son ya una realidad. Actualízate, por ejemplo, utilizando WebRTC para tus comunicaciones de vídeo, datos o voz, como por ejemplo utilizando una centralita virtual WebRTC en tu empresa.

Las estrategias de marca específicas siempre dependen de la fase en la que se encuentre la empresa. La estrategia de marca no será igual si la empresa está iniciando o es una empresa consolidad. Las acciones tampoco serán iguales, ni siquiera si se trata de una gran empresa o de una pequeña empresa.

Sin embargo, lo que sí es importante es conocer las claves básicas para mejorar la estrategia de marca. El departamento de marketing nunca debe olvidarse de trabajar la marca, ya que se trata del componente fundamental si tu intención es que tu negocio triunfe.

¡Haz que tus clientes se enamoren de la marca!

Share