Dime a quién sigues y te diré quién eres (II): los 66 de Bankia

los 66 de Bankia
Tras el ¿éxito? de la primera entrega de Dime a quién sigues y te diré quién eres: Obama y las pornostars, he decidido no tirar la toalla y seguir profundizando en a quiénes siguen las marcas, las empresas importantes o las celebridades en Twitter. Es un tema que da mucho de sí. Tanto que se merece una saga en mi recién estrenado blog. Vamos allá.
El otro día detuve mi mirada en la cuenta tuitera de @Bankia y vi algunas cifras interesantes: la entidad tiene más de 8.000 followers (bastante bien), ha escrito más de 7.000 tuits (una cuenta activa y veterana) y sigue a 66 seguidores. Hasta ahí nada raro.

Twitter Bankia Redes Sociales Social Media
Twitter oficial de Bankia

Un perfil de una entidad bancaria con la solvencia de Bankia es normal que tenga tal cantidad de seguidores y semejante número de tuits enviados. Así que lo que me llamó la atención fue la cifra de los ‘following’. Y ahí hice clic.


Si tengo que sincerarme diré que me esperaba otra cosa. No sé, quizá que siguiera a cuentas de las que Bankia es patrocinador, o instituciones con las que firma convenios, o a economistas de reconocido prestigio, o a entidades internacionales similares o qué digo, al Ministerio de Economía o al de Hacienda por poner algunas opciones lógicas. Pero no. Juzgad vosotros mismos:

Twitter oficial de Bankia Social Media Marketing
Usuarios a los que Bankia sigue. He borrado los nombres, pero no sus bios.

Desde entonces me pregunto, ¿qué tienen esos 66 usuarios que han conseguido llamar la atención de la financiera entre los más de 8.000 seguidores que tienen? Parecen personas normales. Entonces, ¿por qué motivo han sido los escogidos entre miles de followers? ¿Por qué?

Bankia ¿qué tienen ellos que no tengamos los demás? ¿Es porque son parte de los que trabajan en la central? ¿Son amigos del Community Manager? ¿Quizá familiares? ¿Son usuarios a los que habéis necesitado mandarles un DM? (aunque yo jamás mandaría datos de mi cuenta por Twitter ni aún por mensaje privado). Me dediqué unos minutos a averiguar por qué eran ellos los elegidos. Y no llegué a más conclusión que ésta: no hay un porqué.Así que, Bankia, visto que te da un poco igual a quién seguir, ¡sígueme! Yo también puedo pertenecer a esa lista VIP. ¡Yo también quiero ser seguido por Bankia!

La estratagia contempla también a quién seguir

En tono más serio y dejando a un lado la ironía, la cuenta de Bankia refleja poca lógica y menos estrategia de imagen. Bankia, igual que debe saber lo que tuitea y lo que no, debe saber (y saber reflejar) por qué sigue a unos usuarios y a otros no. También forma parte de su imagen en Twitter y, por tanto, como gran empresa debería cuidarla hasta el más mínimo detalle. En marketing y comunicación los flecos que se dejan sueltos pueden ser justo los que hagan más daño.

Pongo por caso el Twitter oficial de la Policía Nacional. @Policia no sigue a nadie. Y así no se pueden sacar conclusiones de porqué sigue a unos y a otros no. Me parece un acierto. También porque no creo que a nadie le guste aquello de “La Policía te ha seguido”. 😉

Twitter Policía Social Media Redes Sociales
*Me adelanto ya y os pido perdón si al cabo del tiempo, la cuenta de Bankia aumenta el número de personas a las que sigue y modifica, por tanto, mi titular. Y os solicito comprensión: a fecha de hoy 15/12/2013 la cuenta oficial de Bankia en Twitter contaba con exactamente 66 seguidores.¿Podrías compartir este post en las redes sociales? ¡Gracias!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *