6 motivos por los que poner en marcha un blog personal

motivos por los que poner en marcha un blog
Después de cinco meses con mi blog, varios amigos me han hecho esta pregunta en distintas ocasiones: “Tú, exactamente, ¿para qué tienes un blog?”.
La respuesta que me suele venir a la cabeza es ‘para nada’ pero eso no sería del todo cierto, porque nadie hace algo para nada, ya que siempre hay un motivo para poner en marcha un blog.
En mi caso personal, habría que retrotraerse a unas cervezas con @jmolas y @nachogarcía que, una noche calurosa de noviembre, me comentaron que lo que les estaba contando en esa terraza bien podría escribirse en un blog sobre Social Media.
A lo largo de esa conversación salieron a relucir algunos motivos por los que tener un blog, otros que incluyo los he ido viendo con el paso de estos cinco meses y otros (que probablemente no incluiré) serán los que te movieron a ti a hacerte blogger.

Motivo 1: Porque tengo cosas que (escribir) decir

Quizá, personalmente, haya sido éste el principal motivo por el que me lancé hace menos de medio año a la aventura (y el compromiso) de escribir este blog. Tenía temas de los que hablar y no sabía dónde ni cómo hacerlo. Así que puse en marcha este blog que me ha permitido analizar y darle vueltas a temas que me rondaban la cabeza.
Ese fue el caso de los posts sobre la estrategia en el following o los errores de personajes públicos en Twitter, por poner dos ejemplos. Eran un par de asuntos que en ese momento tenía que destacar de un modo u otro y, sin la plataforma del blog, se hubieran quedado para los cafés con mis amigos.
Puede ser que éste sea exactamente tu caso, que quieras dar tu opinión sobre un tema concreto: actualidad, moda, diseño o publicidad y no tengas donde hacerlo. El hecho de encontrar un lugar para expresar nuestro criterio es uno de los principales motivos que nos mueven a abrirnos un blog.

Motivo 2: Porque estoy construyendo mi marca personal

Con los tiempos que corren y la escasez del trabajo, muchos bloggeros empezaron su aventura para darse a conocer de cara a un nuevo empleo. Crear una marca personal, vinculada a contenidos de calidad y a conocimientos sobre un tema concreto, es uno de los principales motivos hoy en día por los que abrir un blog.
Además, muchos de los que empezaron construyendo su marca personal vía blog se han convertido en verdaderos referentes de temas tan variados como el Marketing Online, la gastronomía, la moda, el turismo o los deportes, entre muchos otros. Bloggers que pasaron del completo anonimato a ser hoy voces autorizadas.

Motivo 3: Porque tener un blog es divertido

Es otro de los motivos por los que alguien pone en marcha un blog. Me gusta escribir y me entretiene contar historias puede ser el principio de la aventura. Pero, no nos engañemos, con el paso del tiempo hay que tener más que gusto por la escritura para continuar con el blog.
La diversión inicial deja paso al compromiso y se suele convertir en responsabilidad. Algunas veces por apetencia, otras por obligación y otras poniéndole toda la voluntad que podemos, vamos sumando posts al blog.

Motivo 4: Porque me gusta enseñar

Hay más bloggers de los que me imaginaba en un principio cuyo eje de actuación es la docencia. Posts y posts de tutoriales, consejos, trucos y sugerencias para que los demás puedan aprender de ellos. Quizá detrás de este motivo pueda esconderse la construcción de una marca personal, no digo que no, pero el objetivo principal a simple vista es el de orientar y dar respuesta a otros usuarios.
Enseñar y aprender es una de las cosas más enriquecedoras de Internet y de los blogs. De hecho, ¿quién no ha tenido una duda y la ha acabado resolviendo a través del post de un completo desconocido?

Motivo 5: Porque quiero aprender

Paradójicamente voy a incluir este motivo en mi lista, porque una de las cosas que me ha enseñado el blog es todo lo que aprendes cuando te preparas la siguiente entrada. Para no decepcionar a los lectores (sean muchos o pocos) se es muy meticuloso en lo que se cuenta, se dan vueltas y más vueltas a un tema y se resuelven cuestiones que no se tenían del todo claras al encarar el tema del post.
Este compromiso con los lectores es lo que hace aumentar los conocimientos del blogger para no decepcionarles. Y es otra de las maravillas de bloggear: el ser más exigentes con nosotros mismos para dar la talla ante nuestro lector.
Aparte de lo que acabamos de ver, tener un blog y mantenerlo en el tiempo te hace aprender otras cuestiones que, quizá, no te habías planteado en un principio como saber sacarle partido a Internet, aumentar el feedback, mejorar los títulos, optimizar el contenido para Google, viralizar el blog, atraer a más lectores…

Motivo 6: Porque pretendo ganar dinero

Acabo el post con uno de los motivos que puede haber sido el punto de arranque de muchos bloggeros: el monetizar el blog. Sacarle provecho mediante la publicidad en el sitio web o promocionar trabajos para atraer nuevos clientes son dos de las claves para hacer de nuestro blog una herramienta comercial.
En el segundo caso, el blog se convierte en imprescindible para muchos profesionales que encuentran en esta plataforma una manera de dar a conocer su trabajo. Diseñadores, arquitectos, decoradores, periodistas, cocineros… un blog trabajado y cuidado es una de nuestras mejores cartas de presentación.
Llegados al final del post, me doy cuenta de que podría aprovechar para enumerar razones por las que una empresa debería contar con un blog profesional, pero quedaría demasiado largo. Así que, como diría Michael Ende en su maravilloso libro, “Eso es otra historia y será contada en otra ocasión”.
 Y a ti, ¿qué te movió a abrir tu blog?
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *