Cómo diferenciar tu comercio electrónico de los demás

comercio electronico

Hace unos años, un comercio electrónico era algo que sólo algunos se atrevían a emprender, y eso los diferenciaba de los demás. Hoy en día, esto no es nada nuevo, y no estar presente en Internet equivale prácticamente a no existir en el mercado.

La mayoría de las empresas ya no pueden permitirse vender sólo en tiendas físicas, ya que perderían clientes fuera de su área geográfica. Internet es un mundo abierto para todos y hace que todo parezca más cercano. La situación física de la tienda, que antes desempeñaba un papel muy importante, ya no es tan relevante.

El mercado en el que estás desarrollando tu negocio se está expandiendo y tu competidor ya no es sólo la tienda que vende productos similares en la misma calle. Ahora tus competidores son todos aquellos que venden por Internet, independientemente de su ubicación geográfica. Y como la competencia es ahora bastante dura, se ha convertido en una prioridad el diferenciar tu tienda online de los demás competidores, pero para ello se necesita cada vez más ingenio. Por eso queremos presentarte los elementos clave que hará que tu negocio destaque entre los demás.

Diferencia tu ecommerce de tu competencia

1, Sé único

En primer lugar tienes que pensar en lo que te hace único, y luego aferrarte firmemente a esta idea. Piensa que eres el único que puede ofrecerlo en el mercado. Puede ser un producto exclusivo o un servicio postventa que nadie más ofrece. Piénsalo muy seriamente, ya que este va a ser el elemento que atraerá a los clientes hacia ti. Pero, recuerda, no prometas cosas que no puedas cumplir.

Construir confianza con los clientes es una de las tareas fundamentales de todo empresario y no hay nada que pueda romper la confianza más que una promesa no cumplida. Por ejemplo, si te comprometes a hacer una entrega en el plazo de un día, debes hacerlo a toda costa. De lo contrario, el cliente no volverá a comprar en tu sitio web.

2. Cuida las redes sociales

Estar presente en línea implica estar presente en las redes sociales. Es una gran herramienta para darse a conocer en Internet, y si lo haces correctamente puedes obtener una alta tasa de conversión sin pagar un centavo. Sin embargo, esto no significa que se deban utilizar todas las redes existentes.

Necesitas conocer bien a tu público objetivo para saber qué redes utilizar. Por ejemplo, si tus clientes tienen 50 años, el uso de Instagram como medio de comunicación será una pérdida de tiempo. No se debe pensar sólo en las características demográficas. Piensa en lo que les gusta, en los temas que les puedan interesar y a partir de ahí decide qué contenido publicarás. No tiene sentido publicar sólo para rellenar tu perfil. Si sólo publicas los productos que ofreces, tus seguidores se aburrirán rápidamente.

Ofrece algo nuevo, útil, que les haga reaccionar.Y si puedes conseguir que los usuarios publiquen comentarios en tu perfil, responde a ellos. La mejor Red Social para una actividad es la proximidad que se puede crear entre tú y tus clientes. Interactuar con ellos te ayudará a ganarte su confianza y a crear una imagen más humana.

3. Adapta tu tienda a los dispositivos móviles

Esto puede parecer obvio, pero todavía hay innumerables tiendas en línea que están descuidando a los usuarios móviles. ¡Y esto es un gran error! Haz un pequeño experimento: cuando estés en el autobús, en la cafetería o en cualquier lugar público, cuenta el número de personas que usan sus terminales portátiles. Probablemente la mayoría. Por eso, la experiencia del usuario en los móviles debe ser buena. La mayoría de las personas para quienes la compra de estos dispositivos les parecerá complicada, abandonarán el sitio e irán a buscar a la competencia.

Lo primero que tenemos que hacer es comprobar que nuestra página web es responsive, es decir, que se adapte a diferentes tamaños de pantalla. Wordpress por ejemplo permite ver sitios web en tamaño móvil o tableta para que, al crear la página web, sepamos cómo se verá en las pantallas más pequeñas. Debemos asegurarnos de que todo sea claramente visible, cada botón, cada foto, cada producto. Incluso podemos crear nuestra propia aplicación que nos ayudará a diferenciarnos de la competencia.

4, Contacta con nosotros

Nunca nos cansaremos de decirlo: generar confianza entre tus clientes es la tarea más importante, y estar en contacto con ellos es la clave. Para ello, debes facilitar al máximo el contacto con tu página web y con el servicio postventa. Es una buena idea añadir un chat en tu página web que te permita responder instantáneamente a las dudas de los usuarios de Internet, o crear un botón Click to Call donde el cliente sólo tiene que introducir su número de teléfono para realizar una llamada.

Pero no todo es la facilidad de visibilidad de contacto en el sitio web, sino que debe haber alguien detrás que esté disponible para atender a los clientes. El call center es un claro ejemplo de servicio que facilita la comunicación unificada.

Consiste en un centro de llamadas virtual que facilita la comunicación interna y externa de la empresa, es decir, tanto entre los propios trabajadores, como entre trabajadores y clientes. Y con virtual nos referimos a que es un sistema totalmente integrado en la nube, que utiliza un sistema telefónico VoIP para enrutar y gestionar las llamadas, lo que hace que se reduzcan considerablemente los gastos de comunicación de la empresa.

Tampoco debemos olvidar que con el comercio electrónico podemos vender fácilmente en el extranjero. Si queremos estar en contacto con nuestros clientes extranjeros, es una buena idea ofrecer un número virtual internacional. De hecho, crea una imagen de proximidad y hace que los clientes estén listos para llamarnos. Una vez que se pongan en contacto con nosotros, estaremos más cerca de conseguir la venta. Para ello, debemos asegurarnos de que todos los empleados son expertos en lo que venden, con el fin de proporcionar al cliente la mejor asistencia posible.

Diferenciar tu comercio electrónico de la competencia es una tarea difícil pero no imposible. Si sigues estos consejos habrás dado el primer paso. Sin embargo, recuerda que este no es un evento único y que debes continuar mejorando e innovando para no quedarte atrás.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *